Obispos reportan 95 ataques a iglesias en Estados Unidos desde mayo 2020

Redacción Central, 14 Sep. 21 (ACI Prensa).-
Se han reportado al menos 95 incidentes de vandalismo contra iglesias católicas en los Estados Unidos desde mayo de 2020, según un informe del Comité de Libertad Religiosa de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB).

Los incidentes incluyen incendios provocados, destrucción de estatuas y pintas con esvásticas y lenguaje anticatólico sobre edificios de iglesias y lápidas.

“Ya sea que quienes cometieron estos actos fueran personas con problemas que clamaban por ayuda o personas con odio que buscaban intimidar, los ataques son señales de una sociedad que necesita curación”, dijo Mons. Thomas Wenski, Arzobispo de Miami y presidente del Comité de Libertad Religiosa de la USCCB, junto al Arzobispo Paul Coakley, presidente del Comité de Justicia Nacional y Desarrollo Humano de la USCCB

“En aquellos incidentes donde las acciones humanas son claras, los motivos aún no lo son. A medida que nos esforzamos por comprender la destrucción de estos santos símbolos de amor desinteresado y devoción, oramos por cualquiera que lo haya causado, y permanecemos atentos a más”, escribieron los obispos en un comunicado.

El último incidente incluido en el informe tuvo lugar el 5 de septiembre. Los vándalos pintaron una puerta y dos carteles en una iglesia católica en Louisville, Colorado, a unos 32 kilómetros al noroeste de Denver.

Los incidentes ocurrieron en 29 estados.

El informe hizo referencia a 12 incidentes en California desde mayo de 2020, incluida la destrucción y remoción de una estatua de San Junípero Serra en octubre de 2020, y un incendio provocado en julio de 2020 que destruyó partes de una iglesia misionera de 249 años en San Gabriel.

El informe también citó 14 incidentes en Nueva York, incluidos graffiti anticatólico y antipolicía en el exterior de la Catedral de San Patricio en enero.

En algunos casos, las diócesis han solicitado mayor seguridad después de los ataques.

La Diócesis de Brooklyn solicitó una mayor presencia policial en mayo, luego de dos incidentes de vandalismo en propiedades de la iglesia en tres días. Una estatua que representa a la Santísima Madre sosteniendo al niño Jesús fue descubierta destrozada fuera de las oficinas administrativas diocesanas, con Cristo decapitado. También se encontró un crucifijo derribado afuera de una parroquia, junto a una bandera estadounidense afuera de la rectoría quemada. Ambos incidentes fueron investigados como posibles delitos de odio.

“Definitivamente nos preocupa que exista un patrón de crímenes de odio contra los católicos”, dijo Mons. Anthony Hernández, moderador de la curia de la diócesis, en un comunicado tras los ataques.

“Nuestra nación se encuentra en una hora extraordinaria de conflicto cultural”, escribieron los arzobispos Wenski y Coakley.

“El camino a seguir debe ser a través de la compasión y la comprensión practicadas y enseñadas por Jesús y su Santa Madre. Contemplemos, en lugar de destruir, imágenes de estos ejemplos del amor de Dios. Siguiendo el ejemplo de Nuestro Señor, respondemos a la confusión con entendimiento y al odio con amor”, añadieron.

 Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.