Iglesia Católica ha sido esencial para construir la identidad de Costa Rica, dicen obispos

, 13 Sep. 21 (ACI Prensa).-
Los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica recordaron que la Iglesia Católica ha sido un elemento fundamental para la construcción de la identidad costarricense, en un mensaje publicado por el bicentenario de la independencia de la nación centroamericana.

“Damos gracias a Dios, pues aún en medio de luces y sombras propias de la realidad humana, dado el contexto de esos momentos, la Iglesia Católica estuvo presente en cada uno de ellos con un papel proactivo, como agente constructor y constitutivo de la nacionalidad costarricense, que, junto a otros actores sociales también importantes, ha contribuido al proceso de configuración de la identidad de Costa Rica”, indicaron los obispos en su mensaje dado a conocer este lunes.

“Por el anuncio del Evangelio, la Iglesia a lo largo de toda su historia en Costa Rica, ha estado de parte de los más pobres y vulnerables y ha levantado su voz para defender la dignidad y los valores humanos”, agregaron los prelados.

Los obispos resaltaron también que la independencia “marca un antes y un después en nuestra historia patria, pues desde 1821, ya sin el concurso de España, los acontecimientos sociales, políticos, económicos e incluso eclesiásticos tomaron un rumbo propio”.

Costa Rica logró su independencia el 15 de septiembre de 1821 y se adhirió a la República Federal de Centroamérica. Sin embargo, esta se disolvió de facto entre 1838 y 1839 y cada provincia declaró su independencia. En ese contexto Costa Rica se convirtió en República en 1848.

Los obispos recordaron que “Costa Rica selló un acuerdo de paz en 1948, ratificando su vocación pacifista, al abolir el ejército, garantizar la pureza electoral e impulsando un nuevo Estado impulsor de la inclusión social”.

Los obispos explicaron luego que en este año electoral, “quienes postulan sus nombres a diferentes cargos de elección popular” deben poner “al servicio del país sus mejores conocimientos, experiencia y capacidad, y hablen al pueblo con transparencia sobre los temas de interés nacional, que miren al desarrollo integral en procura del bienestar de toda la nación”.

Las elecciones generales de Costa Rica se realizarán el domingo 6 de febrero de 2022. Se elegirá al presidente, dos vicepresidentes y los 57 diputados de la Asamblea Legislativa.

Los obispos alentaron a que se aplique la justicia social en Costa Rica y resaltaron que es necesario superar “la desigualdad y el más de un millón de personas sumidas en la pobreza” con la solidaridad.

Ante este y otros desafíos del país, la “Iglesia, con la misma disponibilidad a la que la mueve su misión evangelizadora, se sabe urgida a adoptar más que nunca una actitud de apertura frente a la sociedad en medio de la cual vive, en una actitud de diálogo que quiere hacer transparente la iniciativa salvífica de Dios a lo largo de la historia, y en el cuál ella descubre el mejor servicio que puede prestar a la sociedad”.

De ese modo, los prelados afirman que es importante colaborar “los pastores desde su servicio de enseñanza y guía al pueblo de Dios, desde la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, y los fieles laicos, discípulos de Cristo en medio del mundo en su generoso servicio ‘que tiene en modo especial la finalidad de ‘buscar el Reino de Dios tratando las realidades temporales y ordenándolas según Dios’”.

“El bicentenario de vida independiente de la patria permita a nuestra querida Costa Rica seguir construyendo caminos nuevos, con el aporte de todos los actores sociales, en diálogo fraterno y respetuoso, para alcanzar el ideal de un verdadero desarrollo humano e integral”, afirman los obispos.

“Que nuestra Madre Santísima, Nuestra Señora de los Ángeles, nos siga acompañando en esta construcción de la casa común; que ella interceda por nosotros ante el Señor y nos permita continuar sintiéndonos hijos de una misma patria y hermanos con un mismo destino”, concluyen.