Amenaza de bomba en local de grupo provida tras aprobarse ley de latidos fetales en Texas

Redacción Central, 13 Sep. 21 (ACI Prensa).-
El grupo provida Texas Right to Life se vio obligado a evacuar su sede de Houston (Estados Unidos) la noche del viernes 10 de septiembre, debido a una amenaza de bomba.

 

Anti-Life activists tried to stop the new Texas Heartbeat Act. They failed. Now they set their sights on Texas Right to Life.#ProLife #EndAbortionhttps://t.co/mo3ZZCqAk9 pic.twitter.com/8csYwk3QpB

— Texas Right to Life (Text ProLife to 40237) (@TXRightToLife) September 11, 2021

 

El personal del grupo provida llamó a las autoridades locales alrededor de las 10:15 a.m. (hora local) del 10 de septiembre, después de recibir un paquete sospechoso, una amenaza de bomba y múltiples amenazas por correo electrónico y mensajes de voz.

Los oficiales evacuaron inmediatamente el edificio y llamaron al escuadrón de bombas del Departamento de Policía de Houston. El escuadrón evaluó el paquete con rayos X y determinó que el contenido no era dañino.

Tras la confiscación del paquete, los agentes advirtieron al público que hacer una amenaza de bomba es un delito. Las personas condenadas por una “amenaza terrorista” enfrentan una multa de hasta 4 mil dólares y casi un año de cárcel.

Texas Right to Life aseguró en un comunicado que “mucha gente todavía está furiosa por la Ley de Latidos del Corazón de Texas”. “Están tratando de silenciarnos. Nos desprecian incluso por hablar de una ley que salva vidas”.

La Ley de Latidos del Corazón de Texas entró en vigencia el miércoles 1 de septiembre, luego de que la Corte Suprema y una corte federal de apelaciones no se pronunciaran ante una petición de último minuto para bloquear la ley.

La ley exige que los médicos busquen un latido fetal antes de realizar un aborto. Si se detecta un latido del corazón, que puede ser tan temprano como a las seis semanas de embarazo, el aborto quedará prohibido por ley, excepto en emergencias médicas. 

La legislación permite que los ciudadanos demanden a quienes realizan abortos ilegales; pueden emprender acciones legales contra quienes realizan o ayudan en abortos ilegales, incluidos los que brindan asistencia financiera. La ley permite indemnizaciones de al menos 10 mil dólares en juicios exitosos.

“Los activistas anti-vida intentaron detener la nueva Ley de Latidos del Corazón de Texas. Ellos fallaron. Ahora han puesto su mirada en nosotros”, añade Texas Right to Life.

Actualmente, el Departamento de Policía de Bellaire (Texas) está investigando las amenazas contra la agrupación.

“Nos tomamos muy en serio este tipo de amenazas. Nuestra División de Investigaciones Criminales está llevando a cabo una investigación sobre las amenazas y dará seguimiento a cualquier pista que se desarrolle”, dijo el domingo 12 de septiembre a Fox News el jefe de Policía de Bellaire, Onésimo López.

Por su parte, Texas Right to Life indicó que los mensajes amenazantes “son vulgares e inquietantes y muestran una visión más profunda de la mentalidad de la industria del aborto: no se detendrán ante nada, incluso cometen delitos para aprovecharse de las mujeres”.

“Texas Right to Life nunca dejará de trabajar para proteger la vida. Estos ataques a nuestro dedicado equipo demuestran que debemos trabajar más duro para detener las mentiras de la industria del aborto. Y eso es lo que estamos haciendo. Con la seguridad vigilándonos y con sus oraciones, seguimos siendo guerreros felices por el Reino y la causa provida”, añade el comunicado.