Siempre juntos con Lizmar y Eliu Ramos: La Oracion personal