Siempre Juntos con Lizmar y Eliu Ramos: Homilia del Domingo y Teologia del cuerpo