Día 12. Madre inmaculada, ruega por nosotros.

Y tenemos todavía otro título en la Letanía que se refiere a la naturaleza milagrosa del nacimiento de Cristo y la virginidad perpetua de Nuestra Señora. Si bien estos adjetivos cantan las alabanzas de María, en el fondo no podemos olvidar la notoria protección que le ofreció San José. San José fue elegido por Dios para proteger a María y al Niño Jesús. Vivieron en tiempos muy peligrosos, la vida era corta y la gente podía ser brutal. Pero San José estaba siempre alerta, todo obediente y rápido para actuar para evitar el peligro. Era prudente y sabio, no solo fuerte. Me gusta pensar en San José como un joven, tal vez de veinte años, un hombre casto con excelente autocontrol, que se ganó el cariño de la joven doncella debido a su virtud y profunda fe y bondad. Fue esta fe fuerte y silenciosa la que permitió que San José demostrara ser un hombre de carácter.

“Madre Inmaculada y San José, rueguen por la Iglesia y nuestra Nación”.

¡REZA TU ROSARIO TODOS LOS DÍAS CON NOSOTROS!
Sintoniza Relevant Radio en Vivo con John Morales a las 4 pm hora central para rezar tu rosario todos los días con nosotros!

Fr. Rocky Fr. Rocky - Director Ejecutivo y CEO de Relevant Radio

Ver artículos anteriores de la novena. O suscríbete para recibir estas reflexiones en tu bandeja de entrada cada mañana.