Siempre juntos con Lizmar y Eliu: Claudio de Castro y la adoracion en el Sagrario